Claves para elegir tu Método Anticonceptivo

Es muy importante consultar siempre con un o una ginecóloga que nos podrá informar de forma más adecuada, teniendo en cuenta algunos factores como la edad de la mujer, la frecuencia en la actividad sexual, si es o no fumadora o si tiene alguna enfermedad como diabetes, hipertensión, etc.  Sin embargo a continuación te ofrecemos algunas pistas que te podrán ayudar a la hora de elegir.

1.- Compromiso: Debemos ser consecuentes y responsables a la hora de cumplir con las indicaciones recomendadas para cada método.

2.- Las vías de administración y su uso:  Volvemos a destacar la importancia de un asesoramiento especializado que nos detalle, más allá de las instrucciones de uso , toda aquella información  adicional que nos pueda ser útil por ejemplo: cómo actuar en caso de olvidos,  precauciones a tener en cuenta, contraindicaciones, etc.

3.- Nuestra identidad sexual y prácticas sexuales:  Existen distintos métodos dirigidos a hombres (solo dos, condón y vasectomía) y a mujeres (la gran mayoría). Además existen distintas recomendaciones según nuestra situación, por ejemplo: si tenemos pareja estable o no, la frecuencia de nuestra actividad sexual, si tenemos o no relaciones sexuales con penetración (en parejas heterosexuales), etc.  Estas u otras informaciones es interesante tenerlas en cuenta a la hora de nuestra elección.

4.- El coste:  Existe una gran disparidad en el coste de los anticonceptivos, según sea de larga duración o no, que los tenga que poner y retirar un persona especializada, etc.  Por lo que es un criterio importante para muchas personas a la hora de tomar una decisión.

5.- La duración y reversibilidad: Existe una gran variedad de métodos anticonceptivos cuyo efecto es más o menos prolongado en el tiempo, por lo que vamos a tener posibilidades de elegir. Además también existen métodos reversibles, la mayoría, o irreversibles si lo que buscamos es no tener embarazos futuros. Un o una profesional podrá ofrecernos toda esta información según lo que se esté buscando.

6.- Posibles efectos secundarios: Este es un factor especialmente importante en el caso de los anticonceptivos hormonales. Los posibles efectos que estos pueden tener  van a  depender mucho de la persona y de cómo responda su cuerpo a dicho anticonceptivo. Las píldoras de última generación intentan reducir dichos efectos pero lo más aconsejable es informarse bien.

En caso de no responder al anticonceptivo elegido de forma adecuada, se trataría de ir a revisión para que nos den otras alternativas.

7.- Factores específicos de las usuarias: Edad,  si existen embarazos anteriormente, actividad sexual, pareja estable o no, hábitos de salud, enfermedades cardiovasculares, hipertensión,  otro tipo de enfermedad , regularidad de la menstruación, existencia o no de cólicos menstruales, ... Todos estos factores es necesario valorarlos cuando se va a elegir el anticonceptivo.

Por último es muy importante advertir que tan solo el  preservativo masculino y femenino están indicados para la prevención de enfermedades de transmisión sexual, además de su función anticonceptiva. Por lo tanto, ante la utilización de cualquier otro método anticonceptivo (que no sea el condón masculino o femenino), es necesario utilizar la doble protección : condón + anticonceptivo que utilicemos. Imprescindible para prevenir el contagio de alguna infección de transmisión sexual.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario