Datos preocupantes sobre la realidad de la ILE en México

Los avances en derechos sexuales y reproductivos en México están siendo importantes en los últimos años, pero siguen siendo insuficientes. El acceso a métodos anticonceptivos, por ejemplo, aun no es gratuito para toda la población y la educación sexual no está garantizada en todas las edades. Algunos datos oficiales son alarmantes:
 

•    En México los abortos inseguros causan alrededor del 11% de las muertes maternas, lo que se hubiera podido solucionar si esas mujeres hubieran tenido acceso a una ILE en un centro autorizado con todas las coberturas sanitarias.

•    De 2007 a 2012, sólo se emitieron 29 autorizaciones de Interrupción Legal del Embarazo, la mayoría de ellas en el DF, seguidas de Baja California, Guerrero y Oaxaca, según un Informe de la Fundación Angélica Fuentes titulado “Género e Igualdad. Análisis y Propuestas para la Agenda”.

•    La práctica del aborto de forma clandestina se estima en un total de 1.604.976  mujeres de 10 a 54 años (en el último periodo del que se tienen datos, 2000-2008).

•    Según la Encuesta Nacional de Salud (ENSANUT) de 2011, la tasa de fecundidad en adolescentes es de 37/38 por cada mil mujeres. En 2005 era de 30. Es decir, cada año 500.000 mil niñas y adolescentes mexicanas de 10 a 19 años se quedan embarazadas.

•    Cinco de cada diez adolescentes que tienen relaciones sexuales se quedan embarazadas.

•    La media de inicio de actividad sexual son los 14 años.

•    El 90% de las/os adolescentes manifiesta haber tenido información sobre métodos anticonceptivos.

•    Las embarazadas adolescentes tienen más riesgo de preeclampsia (primera causa de muerte en madres jóvenes), problemas de cierre del tubo neural, partos prematuros, falta nutricional y de ácido fólico y gastrosquisis y onfalocele (defectos anatómicos del recién nacido).

Según Josefina Lira Plascencia, directora de la Coordinación de Medicina de la Adolescente del Instituto Nacional de Perinatología (centro que ha facilitado algunos de estos datos): “La educación es una invaluable herramienta para prevenir el embarazo no planeado, como lo muestran los casos de algunos países europeos.  En Suecia la educación sexual es obligatoria desde 1955; en Francia se inicia desde los 13 años y en Holanda comienza en la etapa preescolar y se integra a todas las materias”.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario