Perú debate sobre despenalizar el aborto en caso de violación

El Congreso se resiste a aprobar el proyecto de ley para despenalizar el aborto en el causal de violación. El artículo 119 del Código Penal peruano sólo permite interrumpir el embarazo en el caso de que sea el único medio “para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente”. Es cierto que en 2014 se aprobó un protocolo, una Guía Técnica que estandarizaba este supuesto (hasta las 22 semanas y siempre por indicación médica). Pero sólo es legal el aborto terapéutico. Ni siquiera se ha planteado nunca una legislación de plazos, como son mayoría en Europa, durante los cuales no hay que dar ninguna explicación.
 
Al contrario que en Perú, el causal de aborto por violación es el menos cuestionado entre la población (y el más despenalizado) en otros países, como en México. Sin embargo en la población peruana está generando un polémico debate. El proyecto de ley para legalizar dicho causal -que contó con el apoyo de más de 60.000 firmas- se archivó el 25 de mayo. No pasó la votación en la Comisión de Justicia. Y se ha paralizado el proceso en el siguiente trámite. En la Comisión de Constitución, en la que se debatía el pasado 10 de junio, tuvo que suspenderse la votación, puesto que algún@s congresistas se retiraron a propósito con el fin de boicotear una posible despenalización de este supuesto.
 
Organizaciones de derechos civiles, derechos sexuales y reproductivos, asociaciones feministas y miles de personas se han organizado estos días en concentraciones y a través de las redes bajo el lema #DéjalaDecidir. Decenas de mujeres se concentraban la semana pasada frente al congreso para denunciar el comportamiento anti-democrático de quienes estaban impidiendo la votación con excusas partidistas o comentarios machistas.
 
En esta línea ha intervenido en varias ocasiones el congresista Juan Carlos Eguren, del Partido Popular Cristiano (PPC).  El legislador considera “poco probable” que una mujer que es agredida sexualmente en una violación callejera se quede embarazada. Según sus palabras a la emisora RPP Noticias, en estos casos la mujer está “poco lubricada”, hecho que, acorde a su falta de educación sexual, impide el embarazo.  “En la violación que se produce en la calle, en un atraco, en una eventualidad, la posibilidad de que se genere un embarazo es muy poco probable  (…). Después de una violación eventual, callejera, porque se produce un estado de estrés, un estado de shock en la mujer no hay ningún tipo de lubricación”, manifestó Eguren.  Si bien es cierto que, como añadió el congresista, muchas de las violaciones se producen dentro del entorno familiar, no es necesario que estas sean “frecuentes, permanentes o sistemáticas”, como también afirmó.
 

Marcela Huaita, la ministra de la mujer en Perú, se apresuró a criticar públicamente la conducta del congresista. En declaraciones al diario El Comercio señaló: "Demuestra gran desconocimiento de una problemática tan dolorosa para las mujeres (…). Es sumamente importante analizar el tema de la despenalización del aborto en casos de violación sexual y que se escuche la voz de las mujeres (…). Creo que todas las mujeres nos sentimos afectadas cuando un tema tan doloroso se trata con poca delicadeza y con un profundo desconocimiento de la realidad".

El propio colectivo Déjala Decidir consideró las palabras de Eguren “carentes de asidero científico”. Romy García, activista de este colectivo, citó datos del Instituto Materno Perinatal de Lima, que demuestran que el 14 % de los embarazos en adolescentes son el resultado de una violación. El ginecólogo Napoleón Paredes, director del Institut Santé de la Femme también ha desmentido las creencias del congresista, afirmando categóricamente que sí que existen probabilidades de embarazo cuando hay una violación.

En el primer debate en la Comisión Judicial Lucy Zare Chávez, representante del Poder Judicial peruano, declaró  que no niegan el derecho a la vida, pero tampoco el derecho de la mujer a decidir si aborta o no. También recalcó que la tendencia de la mayoría de los países es dar libertad a las mujeres para la interrupción del embarazo de forma legal, evitando así la inseguridad de los abortos clandestinos. En la nota del comunicado de prensa oficial del Congreso peruano, declaraba: "No se obliga al aborto, pero se debe reconocer la libertad de hacerlo".

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario