Cómo afectan las drogas en el sexo

Se tiene la idea equivocada de que una persona cuando consume algún tipo de droga está más abierta a los estímulos sexuales y esto no es así porque en la mayoría de las casos lo que produce es un comportamiento compulsivo que te obliga a realizar algo que va en contra de tus intereses y que en otro momento no harías.

Entre los efectos que producen las distintas drogas encontramos:

Alcohol

Es posible tener un mayor deseo sexual cuando se toma alcohol de una manera moderada, pero la realidad es que en el momento que te pasas un poco bebiendo puede dificultar en la mujer llegar al orgasmo y puede ocasionar en el hombre una disfunción eréctil.

La ingesta de alcohol puede ser muy peligrosa ya que en muchas ocasiones juega un papel principal en las agresiones sexuales o violaciones, refrena la conciencia de lo que uno está haciendo e inhibe la capacidad de dar el consentimiento.

Marihuana y hachis

Estas sustancias pueden provocar el efecto contrario deseado, porque en la mujer suele producir sequedad vaginal y esto conlleva un mayor dolor cuando se mantienen relaciones sexuales con penetración.

Cocaína

La cocaína puede provocar en el hombre dificultades para eyacular, también que el volumen de lo eyaculado se reduzca.

Cuando el hombre se convierte en gran consumidor de cocaína puede provocarle lo que se conoce con el nombre de priapismo que consiste en una erección prolongada y muy dolorosa que con mayor frecuencia requiere de atención médica; es una afección preocupante ya que puede causar un daño permanente en el pene.

Heroina

Es una de las sustancias más peligrosas y adictivas, en la mujer pueden provocar una disminución del deseo sexual y dificultad para llegar al orgasmo. En el hombre puede provocar un descenso del deseo sexual, así como inhibición del orgasmo y la eyaculación.

Anfetaminas y éxtasis

Son sustancias que aparentemente producen un aumento del deseo sexual pero que van a provocar dificultad en las fases de respuesta sexual impidiendo mantener la erección en los hombres, en ambos sexos puede provocar un aumento del riesgo cardiaco.

Un resumen del efecto de las drogas en nuestro cuerpo sería que nos genera mayor ansiedad y un rechazo a los estímulos sexuales.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario