Cómo hablar de sexo con tu hijo

Es importante que hablemos de sexo con nuestros hijos, a medida que van creciendo van teniendo inquietudes y pueden empezar a hacer preguntas por lo que es primordial que en ese momento no nos riamos ni nos burlemos.

Una vez que pierden la vergüenza hay que saber hablarles.

Desde que son pequeños comienzan a aprender las partes del cuerpo y es imprescindible que las llamemos por su nombre, para no transmitirles la idea de que es algo malo y por ello les ponemos diminutivos.

Hay que enseñarles que partes son privadas y que solo ellos pueden tocar, ya que el interés que pueden tener por sus genitales es algo natural.

Los padres somos un referente para nuestros hijos y por ello debemos estar a la altura.

La educación sexual es un proceso que dura toda la vida y hay distintos grados según la etapa de desarrollo en la que te encuentres.

Si tu hijo no te hace preguntas no estaría mal que tu eligieras el momento adecuado para hablar con el/ella de una manera natural, es normal que se sientan incómodas o se avergüencen, para ello debes quitar importancia al momento utilizando términos que pueda entender.

Tiene que ser una conversación no un sermón.

Es muy importante que los padres estén bien informados para poder resolver las dudas que tengan los hijos, de esa manera se transmitirán ideas precisas y claras.

Hay que fomenta hábitos de higiene, responsabilidad y autonomía en las vivencias sexuales.

Hay que enseñar a nuestros hijos, algo muy importantes, y es que nadie puede presionarles a mantener relaciones sexuales.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario