Infecciones Vaginales más comunes y como detectarlas

Las infecciones vaginales con causadas principalmente por ciertos mircroorganismos como las bacterias, los hongos o los virus. También pueden ser causadas por agentes externos o por una mal cuidado de la zona genital, la vulva. Así productos de higiene íntima o espermicidas pueden aumentar las probabilidades de tener una infección vaginal.

Infecciones vaginales más comunes

- Infección bacteriana por Chlamydia, Clamidiasis:  En la mayoría de los casos esta infección es asintomática, por lo que  si no se detecta a tiempo y la infección avanza puede dañar los órganos reproductivos, incluso causar infertilidad.

Es importante conocer algunos de sus síntomas más comunes como es la secreción del flujo con un tono más blanquecino de lo habitual, un olor distinto, y también sangrado y dolor.

Vaginosis Bacteriana: provoca un desequilibrio en la zona vaginal que hace que se produzcan síntomas más evidentes de detección: picores en la zona de la vulva y escozor al orinar. También se produje un flujo con secreciones blancas o grisáceos y de mal olor.

- Candidiasis Vaginal: esta infección la provoca un hongo llamado cándida, que forma parte de nuestra  flora vaginal. Su infección se produce por una proliferación excesiva del hongo que va a provocar cambios en el ph de la vagina.

Esta infección es una de las más comunes en la mujer, sus síntomas son muy evidentes ya que incluyen picor, ardor e irritación de la zona de la vulva y/o de la vagina. En cuanto al flujo vaginal, esté suele adquirir un tono pálido amarillento pero más denso de lo habitual.

- Vaginitis tricomoniasis: es una infección producida por la Trichomona vaginales. Sus síntomas más evidentes es la secreción del flujo abundante que aparece con un tono amarillento o verdoso y un olor a moho. También puede producir dolor en el coito y al orinar.

Consejos para prevenir infecciones

En algunos casos, las infecciones son causadas por una mala higiene íntima que provoca cambios en el ph de la zona vaginal y por lo tanto, se hace más susceptible a la infección.
Para una buena higiene íntima se recomienda:

-  Usar ropa interior de algodón
-  Mantener limpia y seca la zona genital
-  Evitar el uso de productos comerciales de higiene íntima como fragancias o jabones.
-  No realizar duchas vaginales
-  En verano, evitar tener mucho tiempo el traje mojado, la humedad en la vulva favorece la aparición de infecciones.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario