Inyección anticonceptiva: qué hacer en caso de olvido

La inyección anticonceptiva es un anticonceptivo discreto, práctico y seguro que contiene hormonas para protegerte de un embarazo no deseado, puede ser colocado por nuestra ginecóloga o enfermera.

La función de la inyección anticonceptiva es evitar la ovulación, sin óvulo no puede existir embarazo.

Si cumples los tiempos en los que debes ponerte la inyección, es un anticonceptivo muy seguro con una alta efectividad, por encima del 99%.

La inyección anticonceptiva puede ponerse de manera mensual o trimestral:

Inyección anticonceptiva mensual

Este tipo de inyección contiene una combinación de hormonas (estrógeno y progesterona), se debe aplicar una vez al mes, siempre el mismo día, estés o no menstruando.

Si la primera inyección la aplicamos en los 5 primeros días de tu menstruación o inmediatamente después de un aborto estarás protegida de un embarazo no deseado desde el primer día.

Inyección anticonceptiva trimestral

Este tipo de inyección contiene progestina y se debe aplicar cada 3 meses (12 semanas), estés o no menstruando.

Si la primera inyección la aplicamos en los 5 primeros días de tu menstruación o inmediatamente después de un aborto o parto estarás protegida de un embarazo no deseado desde el primer día.

Es un método anticonceptivo que puede ayudarte a reducir el sangrado menstrual, también puede disminuir el riesgo de cáncer de ovario y de matriz…

Si olvidaste aplicarte la inyección en la fecha indicada y no han pasado más de 3 días, póntela porque aún estarás protegida. Si ya han pasado más de 3 días, deberás utilizar otro anticonceptivo como el condón para que no se produzca un embarazo no deseado.  

Para cualquier consulta relacionada con la inyección anticonceptiva ponte en contacto con nosotros.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario