Síntomas y cuidados después de un aborto

Tras realizar una Interrupción del Embarazo en una clínica autorizada, la mujer se puede encontrar con sentimientos encontrados que pueden ir desde el alivio por interrumpir un embarazo que no deseaba, hasta tristeza, soledad o estrés. Una situación que requiere que el personal profesional que atiende a la mujer empatice con su situación, la informé de cualquier duda que tenga y la acompañe en el proceso de aborto.

Para ello es importante que la mujer sea informada de las situaciones en las que se puede enfrentar a la hora de afrontar el post-aborto. En el que podrá experimentar diferentes síntomas como es:

- Calambres o cólicos parecidos a los dolores de al menstruación. Lo que puede provocar cansancio.
- También pueden producirse manchados de sangre cuya duración puede variar entre los 7 a 10 días. En estos casos es importante advertir que si el sangrado es muy abundante o con coágulos, se debe acudir al médico para que revise que todo está bien.
- Hinchazón en los pechos, esta sensación puede durar un par de días pero normalmente desaparecerá.

Tras la ILE, a la mujer se la informará de los diferentes cuidados que debe tener como es :

- Si sienten dolor abdominal se pueden aliviar tomando un analgésico.
- En relación a la aspirina se desaconseja su uso porque puede provocar que aumente el sangrado.
- También pueden aparecer nauseas.
- Los coágulos y manchados son normales, hay que tener cuidado en su abundancia y duración. Si son demasiado abundantes consulta con la clínica.
- En el caso de producirse fiebre tras un aborto, es  una situación que nos indica que existe algún proceso de inflamación por lo que es importante ponerse en contacto con la clínica para que nos indiquen.
- Pueden aparecer ciertas molestias al ir al orinar, molestias que irán desapareciendo con las horas.
- Se suele recomendar la ingesta de antibiótico como forma de prevenir alguna infección. En este caso se seguirán las indicaciones médicas.
- Se recomienda que tras la intervención y transcurridos unos 1 días la mujer acuda a la clínica para comprobar que todo ha ido bien, a través de la prueba de ultrasonido.
- En general, la menstruación suele volver tras cuatro a seis semanas tras el aborto quirúrgico. Se recomienda que no se utilicen tampones, sino compresas o toallas sanitarias.
- En cuanto a las relaciones sexuales, se aconseja abstenerse de retomarlas hasta dos semanas después de la intervención.

Para finalizar, es importante señalar a la mujer la necesidad de utilizar métodos anticonceptivos cada vez que mantenga relaciones sexuales para evitar tanto embarazos no planificados como infecciones de transmisión sexual.

Para cualquier duda puedes contactarnos para consultar. Promedica Mujer.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario