Mitos sobre el aborto con medicamento

La penalización y criminalización del aborto en América Latina, hace que esta práctica médica esté rodeada de muchos mitos y tabúes que ofrecen información sesgada o directamente falsa, lo que provoca que muchas mujeres pongan en riesgo su vida y su salud. 

A continuación hablamos de 5 mitos sobre los métodos para abortar y contamos su realidad:

Mito 1: El aborto con medicamentos es menos doloroso. Falso

Realidad: El dolor es una experiencia real pero con un componente muy subjetivo, en el que están implicados múltiples factores como el estado físico, enfermedades previas, manejo emocional, red de apoyo, etc. Por lo que las experiencias de las mujeres con respecto al aborto, ya sea farmacológico o instrumental,  son muy diversas. 

En el aborto con medicamento, existen efectos secundarios físicos como dolor pélvico (más intenso que con la menstruación), dolor de cabeza, nauseas, vómitos o fiebre. Estos efectos son mas o menos intensos según la mujer, pero que pueden aliviarse con analgésicos.

Mito 2: Les pastillas para abortar son cien por cien efectivas. Falso

Realidad: Las pastillas para abortar dependen de la semana de gestación de la mujer y siempre deben tener supervisión médica para ser un procedimiento seguro. El tratamiento con misoprostol tiene una efectividad entre el 85% y el 90% siempre que se realice antes de la semana 9 de embarazo. 

La efectividad de las pastillas para abortar disminuye cuántas más semanas de embarazo existe,  pudiendo disminuir hasta el 40 o 50 por ciento.

Mito 3: El citotec es el único medicamento para abortar. Falso 

Realidad: En la guía emitida por la OMS para Abortos Sin Riegos, se describen dos tipos de tratamientos con pastillas para abortar. Uno solo con misoprostol (comercialmente llamado Citotec la marca más conocida) y otro método que sería combinando misoprostol con la mifepristona.  

Mito 4: Cualquier mujer que quiera abortar puede usar Misoprostol. Falso

Realidad: El aborto con medicamento en México está indicado para mujeres cuyo embarazo no supera las 9 semanas de gestación, aunque la evidencia científica detalla que es también eficaz y seguro hasta la semana 10. 

Además es importante que toda mujer que quiera acceder a un aborto con medicamento se haga un reconocimiento para determinar con exactitud la semana de embarazo en la que se encuentra además de revisar la posible existencia de contraindicaciones médicas según el estado de salud de la paciente. Ambos requisitos son importantes para prevenir posibles complicaciones.

Mito 5: Las pastilla del día después también es abortiva. Falso

Realidad: La pastilla del día después o pastilla de emergencia y la pastilla para abortar son medicamentos muy diferentes. La pastilla de emergencia es un medicamento que impide la fecundación ovulo-espermatozoide, siempre y cuándo, esta no se haya producido tras una relación de riesgo. Por eso es importante tomarla cuanto antes (en las primeras 42 horas).  Sin cuándo tomamos la pastilla del día después la fecundación se ha producido, el embarazo seguirá su curso, no se interrumpe. 

Por el contrario la pastilla (misoprotol) para el aborto con medicamento, sí es abortiva y su efecto es la expulsión del óvulo fecundado, como si fuera una regla pero más abundante y algo más dolorosa. 

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario