Métodos anticonceptivos masculinos. La revolución pendiente

Actualmente existe muy poca variedad de anticonceptivos masculinos puesto que la ciencia ha considerado que este era un asunto propio de mujeres. Esto ha provocado que todos los estudios y opciones anticonceptivas sean en su gran mayoría destinadas al público femenino, por lo que no existe actualmente mucha oferta para los hombres.

En la actualidad la anticoncepción masculina disponible se centra en dos métodos como son el condón (método de barrera) y la vasectomía (método anticonceptivo definitivo que requiere cirugía menor).

Sin embargo en los últimos años la industria trata de abrir la oferta anticonceptiva masculina hacia nuevos métodos que impliquen también a los hombres en la responsabilidad de mantener relaciones sexuales seguras y protegidas.

A continuación detallamos algunos de los futuros métodos anticonceptivos que esperemos pronto estén disponibles para su comercialización:

* Pastilla anticonceptiva: aunque los estudios sobre este método están muy desarrollados aún no se ha comercializado ninguna marca. Su administración sería cada tres meses y su efectividad podría llegar a ser del cien por cien.

* Parches-Gel: un parche que se aplica en la piel y que contiene testosterona. Funcionaria como una píldora anticonceptiva.

* Inyección anticonceptiva: una inyección hormonal con las mismas hormonas que la anticoncepción femenina. Su eficacia es del 96 por ciento y los resultados del estudio fueron muy prometedores. Sin embargo se paralizó por los efectos secundarios que provocaban. Efectos secundarios que son parecidos a los que se pueden dar en las mujeres.

* Implantes temporales: son implantes de pequeño tamaño cuya función sería bloquear la producción de esperma. Sería un método reversible. Está patentado pero aún no se ha comercializado.

Aunque estos métodos están en vías de estudio o comercialización, uno de los problemas a solventar es su aceptación entre el público masculino. Si bien inicialmente la ciencia centro sus esfuerzos en que el control estuviera en manos de las mujeres, los cambios sociales en igualdad hacen necesario que también sean los hombres los que se impliquen y se responsabilicen en el sexo seguro y responsable para evitar embarazos no deseados.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario