Puebla, tercer estado con mayor número de mujeres que abortan en CDMX

Según datos emitidos por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, entre julio de 2018 a septiembre de 2019, mil 314 mujeres de puebla fueron atendidas para practicarse un aborto en Ciudad de México solo superada por el Estado de México con 57 mil 564 casos y la propia Ciudad de México con un registro de 150 mil 737 abortos practicados en el mismo periodo.

Las mujeres poblanas se ven obligadas a acudir a la Ciudad de México debido a que en su entidad el aborto está muy criminalizado, siendo uno de los estados del país con las penas mas altas para castigar a las mujeres que deciden interrumpir un embarazo.

Según el informe “Maternidad o castigo: la criminalización del aborto en México”, de la organización Grupo de Información de Reproducción Elegida - Gire, en la entidad poblana se castiga entre 1 a 5 años de cárcel a las mujeres que abortan y, a diferencia de otros estados, no se aplican sanciones económicas.

En cuanto al castigo a médicos que puedan practicar abortos, Puebla les aplica penas de cárcel y suspensión de su licencia por cinco años.

Otros estados que aplican también las mimas penas de cárcel que Puebla, son Baja California, Morelos y Tamaulipas. Siendo Sonora la entidad con penas más severas, con hasta seis años de prisión y una multa económica de hasta 16 mil pesos.

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en enero de 2019 la Fiscalía General del Estado de Puebla procesó a dos mujeres por interrumpir su embarazo. Constatán-dose la criminalización y persecución del Gobierno de la Entidad contra las mujeres que abortan

En este sentido, en octubre de 2019. se presentó una iniciativa por la priista Rocio García Olmedo, que no trababa la despenalización del aborto en Puebla, pero sí tenía como objetivo reducir las penas contra las mujeres que se realicen un aborto en puebla. Iniciativa que aún no tiene fecha para el Congreso.

El sector más conservador del estado de Puebla, guiado por preceptos morales y religiosos, es incapaz de entender que el tema del aborto es un cuestión de salud pública y de derechos sexuales y reproductivos, que son derechos humanos. Las mujeres tienen que tener la facultad de decidir sobre su cuerpo y su vida, sobre si quieren tener o no hijos, cuándo y con quien. Sin que estas decisiones sean criminalizadas ni penadas.

El aborto debe ser legal y seguro en todo México, por una cuestión de justicia y de salud.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario