Falsos mitos de la menstruación alrededor del mundo

A lo largo de la historia, las practicas sociales, culturales o religiosas han transformado un proceso natural como es el ciclo menstrual en una fuente de enfermedad, desigualdad y exclusión.

Demasiadas niñas en el mundo saben poco o nada de su menstruación, ni de la etapa que se inicia a partir de la llegada de la primera regla, y del ciclo menstrual.

Cuándo hablamos de menstruación no solo se habla de la regla, sino de una adecuada higiene menstrual que tiene que ver con el acceso a productos higienice seguros que permitan absorber o recolectar el sangrado, a disponer de espacios limpios y seguros que ofrezcan privacidad para manejarse con dignidad durante el periodo menstrual, acceso a agua limpia y jabón para lavarse, así como productos asociados a la higiene  menstrual como bragas, etc.

Por ello es muy importante hablar de la menstruación, ofrecer información basada en la evidencia científica que rompa con los mitos y tabúes asociados a falsos conceptos que rodean la reproducción sexual de las niñas y mujeres y que son una constante en prácticamente todas las civilizaciones.

Vemos algunos ejemplos:

  • En Malawi: caminar detrás de alguien que tiene el período puede hacer que se te rompan los dientes.
  • En Afganistan: bañarse con el periodo te puede volver infértil
  • En Nepal: las niñas y mujeres que tienen el periodo deben ser aisladas mientras les dure la menstruación, por ser impuras.
  • En Burundi: El contacto con una mujer que tiene el periodo puede ser mortal para otros miembros de la familia.
  • En Japón: uno de los motivos para que las mujeres no pueden hacer sushi es que cuándo tienen la menstruación afecta la elaboración de este plato típico japonés.
  • En Bolivia: corre la falsa creencia que la sangre menstrual puede provocar enfermedades, especialmente el cáncer.
  • En Irán: gran parte de las jóvenes iraníes consideran que la menstruación es una enfermedad y el uso de tampones es una amenaza para su virginidad.

Es importante romper el silencio en torno a la menstruación, hablar de la regla como un proceso fisiológico natural y desde la óptica de la salud puede ser clave para erradicar su desconocimiento.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario