Resolviendo dudas sobre la primera vez

La pregunta que toda joven se hace antes de mantener su primera relación sexual es ¿puedo quedarme embarazada la primera vez?

La respuesta es muy sencilla: SI, puedes quedarte embarazada la primera vez. Cada vez que se mantienen relaciones sexuales con penetración con un hombre sin utilizar ningún anticonceptivo corres el riesgo de quedarte embarazada y de contagiarte de algunas enfermedades de transmisión sexual.

Las ETS puedes contraerla siempre que mantengas relaciones anales, orales o vaginales con una persona infectada y sin utilizar el condón que es el anticonceptivo de barrera que sirve para protegernos de un embarazo no deseado y del contagio de algunas ITS.

La marcha atrás es una práctica que utilizan muchas jóvenes con la FALSA creencia de que no podrán quedarse embarazadas ya que antes de que el chico eyacule puede existir esperma en el líquido pre-eyaculatorio, solo se necesita de un espermatozoide para que la mujer se quede embarazada.

¿Cuándo pierda la virginidad sangraré? No tienes porque sangrar la primera vez, porque el himen que es la membrana que suele romperse (aunque no siempre) cuando se tienen la primera relación sexual puede romperse por otro factores como montar en bici, montar a caballo…

¿Tendré un orgasmo la primera vez? No te sientas presionada para llegar al orgasmo, la primera vez puede que los nervios no te dejen llegar a alcanzar el orgasmo. Cuanto más relajada estes más disfrutarás de la experiencia.

Durante la menstruación ¿puedo quedarme embarazada? La mujer puede quedarse embarazada en cualquier momento, no es imposible que la ovulación se adelante y exista un óvulo maduro dispuesto a ser fecundado al tiempo que se tiene la menstruación.

Tampoco debemos olvidar que los espermatozoides pueden permanecen en el aparato reproductor femenino entre 3 y 4 días, aumentando por lo tanto más la posibilidad de un embarazo.

Si quieres información sobre métodos anticonceptivos en nuestra clínica ILE podemos ayudarte, te asesoraremos según tus circunstancias personales.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario