Todo lo que necesitas saber del COVID-19

La OMS ha declarado la pandemia de este virus, llamado COVID-19, al sumar ya decenas de miles de personas contagiadas alrededor del mundo. Los primeros casos se registraron en China, pero desde febrero se han reportado casos en otros países de Asia, Europa, América, África y Oceanía.

A continuación respondemos a cuatro preguntas claves para entender este virus y la alerta que ha generado por su rápida propagación.

¿Que es el  Covid-19 o Coronavirus?

El Coronavirus es un virus que, en humanos, causa infección de las vías respiratorias. Su impacto puede variar según el estado de salud de la persona infectada. Así puede provocar un resfriado común hasta enfermedades más graves y severas.

Su gravedad está asociada sobre todo a personas ancianas, con enfermedades crónicas  (diabetes, hipertensión…) o que tengan el sistema inmune deprimido por diferentes causas, por ejemplo un tratamiento de quimioterapia contra el cáncer.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas iniciales son fiebre, dolor muscular y tos seca. También pueden aparecer otros síntomas similares a un resfriado común como congestión nasal, dolor de garganta, incluso diarrea.

Estos síntomas suelen ser leves en la mayoría de los casos (cerca del 80%), sobre todo en personas sanas (que no sean de los grupos de riesgo anteriormente descritos) incluso hay personas portadoras del virus que no presentan ninguna sintomatología y no desarrollan la enfermedad, aunque sí pueden transmitir el virus.

Otras personas, alrededor del 1 al 6%, desarrollará la enfermedad de forma grave, sobre todo los grupos de riesgo como mayores y personas enfermas crónicas como casos de diabetes, hipertensión,

¿Cómo se transmite?                                                   

Los estudios realizados hasta ahora demuestran que el COVID-19, se transmite principalmente por contacto entre personas y por contacto de las gotitas respiratorias, sudor, etc.  No se transmite por el aire.                                                                                                           

¿Cómo puedo protegerme y prevenir su propagación?

Existen medidas eficaces para para o frenar su transmisión tal y como han recomendado las autoridades sanitarias. Estas son:

- Lavarse bien las manos y con frecuencia. Lo más eficaz es el agua y jabón, sin embargo si estamos en la calle o en sitios donde esto no es posible, se aconseja usar desinfectante con base de alcohol.

- Mantener un distancia de seguridad mínima de un metro entre las personas, para evitar cualquier contacto con una persona que pueda toser o estornudar y pueda infectarnos.

- Evitar tocarte la cara, sobre todo ojos, boca o nariz ya que las manos pueden transferir muchos virus a estas zonas y desde allí, entrar e infectar el cuerpo.

- Si tienes síntomas asociados a un posible contagio, consulta con las autoridades sanitarias locales.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario