Todo lo que necesitas saber tras realizarte un aborto con pastillas

Como toda práctica médica, el aborto ya sea con medicamentos o quirúrgico, conlleva una serie de riesgos que debes conocer para tomar decisiones informadas. Por otro lado, el aborto es una práctica muy segura siempre que se realice bajo supervisión médica y con el material adecuado.

Antes de acceder a un aborto legal, se deberá realizar una consulta inicial a la paciente en la clínica ILE u hospital donde se hace una pequeña valoración sobre el estado de salud para detectar algún factor que pueda comprometer la salud de la mujer. Información sobre antecedentes médicos y familiares, existencia de alergias, detección de alguna anomalía en el aparato reproductor, existencia de alguna ITS o confirmación de las semanas embarazo, son algunas de las informaciones previas necesarias.

Algunos riesgos que, aunque poco habituales, pueden producirse durante el procedimiento:

1.- Reacción alérgica a los medicamentos

Si la mujer no ha probado previamente el medicamento utilizado para el aborto, no puede saber si es o no alérgica, por lo que es importante que tras su administración este atenta a los síntomas que experimenta ya que, de no atenderse, estas reacciones pueden ser graves.

Generalmente toda reacción alérgica a un medicamento comienza con un quemazón en distintas partes del cuerpo, dificultad para respirar, malestar, fiebre y la aparición de manchas o ronchas en la piel. Si la persona es muy sensible, puede producirse un shock anafiláctico (dificultad para respirar, vómitos, diarreas, mareos, etc.) por eso es importante la observación si no has tomado antes este medicamento. Y si se produce alguno de estos síntomas, acude rápidamente al hospital mas cercano o a urgencias.

2.- Fallo en la efectividad de la pastilla. Aunque no es habitual puede pasar que el medicamento no haga su efecto y el aborto no se produzca. Si esto pasa, la otra alternativa es el aborto quirúrgico con el método AMEU ya que, al haber tomado un medicamento para abortar y aunque este no se haya producido, continuar con el embarazo puede suponer problemas para el feto.

Riesgos tras la toma del medicamento, la importancia del ultrasonido o ecografía

1.- Hemorragia. Es una de las complicaciones más comunes, por lo que debes de cuidarte y vigilar el sangrado tras el aborto. Si ves que no paras de sangrar abundantemente en 2 o 3 horas, consulta con el hospital o urgencias.

2.- Aborto Incompleto. El aborto con medicamento está indicado para las primeras semanas de embarazo, sin embargo, a más semanas el riesgo de aborto incompleto aumenta. Por ello es importante que al cabo de dos semanas, se acuda de nuevo a la clínica ILE o clínica de aborto para comprobar que el aborto se ha producido totalmente y si no es así, poder hacer una aspiración manual que complete el procedimiento y limpie completamente el útero de restos de tejido que hayan podido quedar.

3.- Infección. Una infección uterina puede producirse por diferentes causas, aunque no suele revertir mucha importancia si dicha infección se atiende cuándo aparecen los primeros síntomas.

El problema puede surgir si no se atiende a tiempo y la mujer no acude al médico.

Compartir este post

Comentarios (0)

Dejar un comentario